junio 15 2017

¿Que veo detrás del espejo?

¿Que veo detrás del espejo? 

Hace unos días estaba recordando una experiencia que tuve en Guatemala para el lanzamiento de la nueva campaña Dove. 

Han pasado casi 6 meses, tenía tantas ganas de hablar un poco sobre esto, pero no sabía cómo empezar. Mi amiga Berta hizo un post hace unos días que hablaba sobre el tema y recordé la charla guiada por un psicóloga que recibimos diferentes mujeres de la región.

Se dice que 1 de cada 10 mujeres cuando nos vemos al espejo instantáneamente empezamos a pensar en las cosas que nos hacen falta, en lo que nos gustaría tener o en lo que odiamos de nosotras.

Las mujeres somos esos seres maravillosos que tenemos la capacidad de retener absolutamente todo, no olvidamos nada, tenemos súper poderes y muchas veces hacemos de todo hasta el punto en el que también nos quejamos al recibir ayuda.

Se dice que es porque queremos sentir que somos necesarias y que no pueden vivir sin nosotras. Debe ser cierto esto de que “yo hago todo mejor”, “nadie puede ayudarme porque yo soy más rápida”, entre otros pensamientos y costumbres que a veces resultan muy ciertos, o al menos a mí me gusta creerlos porque soy de esas súper poderosas, una mujer heroica. 

Una parte complicada de nuestro ser es cuando en medio de todos esos súper poderes no aprendimos nunca a vivir ligero, a no retener las cosas que nos han golpeado, lo que en silencio guardamos y no nos permite avanzar. Por cierto, ¡esta es la palabra de mi amo! AVANZA, AVANZA XIOMARA, y lo pongo en mayúscula porque decidí ser feliz con todo y mis cargas, con mis dudas, cicatrices, errores, bendiciones, retos, con todo el paquete que te regala la vida. 

Desgraciadamente hemos estado presionadas, y vuelvo al ejercicio que hice en Guatemala, en que al mirarme, una lista de cosas negativas salió a relucir sobre mí. Esos pensamientos negativos son como clavos que pegamos en la parte de atrás de nuestras camisetas a una mesa de madera que no nos dejan avanzar y ¡avanzar rápido!

Los medios nos han esclavizado muchas veces con el cielo perfecto, la sonrisa perfecta. El otro día escuchaba una conversación en la que se hablaba de mujeres increíblemente bellas que se habían cambiado de todo en sus rostros. De verdad que se miraban divinas, pero dejaron de ser las personas que un día fueron, se convirtieron en mujeres completamente diferentes.

No sabemos qué tan felices somos o qué tanto odiamos nuestros cuerpos, porque ciertamente cuando me veo al espejo puedo hacer una lista de las cosas que quisiera no tener o que quisiera mejorar. Afortunadamente puedo lograrlas con las siguientes recomendaciones: 

  1. Autoamor.
  2. Autocuido.
  3. Autoconocimiento.

Estas tres recomendaciones tienen mucho poder, debemos amarnos y reconciliarnos con nuestro ser, amar a la mujer que hoy soy, esa que se transforma con el tiempo. Cuando llegue a mis 50, espero ser una mujer feliz con cada arruga y cambio natural de mi ser; tal vez me vea más vieja que muchas de mis amigas jajajaja o tal vez la genética me haga el favor de bendecirme con belleza natural y fresca por más tiempo jajajaja no lo sé, eso lo veremos y seguramente hablaré de mis transformaciones biológicas. 

El autocuido es uno de mis consejos favoritos. Si naciste con las caderas anchas, o si tus hombros son estrechos y tenés el torso corto, me imagino que hay forma, o aún no lo sé, de operarte según tu gusto. Un poco de asesoría de imagen te permite usar las piezas adecuadas de tu clóset para conseguir la simetría al vestir, eso se hace fácil, solo es proponerlo.

Cuando hablo del auto cuido hablo de esos rollitos que odiamos, de esas nalgas caídas, brazos gorditos de los vivimos quejándonos y poniéndonos excusas para no usar camisas de tiritas o sin mangas, ya sé que saben a qué me refrigero. El autocuido implica empezar a tener una alimentación sana y balanceada, dejar de comer tanta grasa y evitar las sodas, visitar a nuestro ginecólogo. La salud es tan importante para nosotras las mujeres, debemos estar fuertes y saludables, y es indispensable que para que nos sintamos bien con nuestros cuerpos trabajemos en hacer un compromiso con él.

Estoy segura de que muchas aquí han vivido el glorioso momento de bajar un par de libras y poder usar aquel vestido que tenían en el clóset por más de dos años, pero nunca usaron porque dejaron de cuidar su alimentación o tal vez nunca lo hicieron. Este es el momento perfecto para empezar a mimar el templo y vivir una vida sana que nos hará más feliz. 

El autoconocimiento, tal vez el más importante, es cuando nos vemos al espejo y decimos ¡está soy yo! La mujer que ha sobrevivido al cáncer, la abuela que tiene la capacidad de sonreír a carcajadas cuando ve a solas la novela, la que disfruta corriendo en las mañanas, la que un par de veces al mes no quiere hacer nada, la que se levanta a hacer su café y lo toma a solas, esa mujer que tiene miles de clavos en el trabajo, deudas por pagar, la que tuvo dos divorcios y no ha logrado perdonarse ni perdonar.  

Debemos conocernos más y amarnos con todo y ese paquete de lágrimas derramadas por hombres que nos hicieron daño, por amores que no volverán, por amores que serán para toda la vida, una reflexión compleja que está llena de vida. 

¡No hay tiempo para no amar lo que HOY somos! 

Debemos ver lo bueno y lo malo de nuestras historias, pero ahora, la próxima vez que me vea o se vean al espejo, será para recordar lo gloriosas que somos, así como lo encantadoras y extraordinaria que podemos llegar a ser. 

Debemos vivir intensamente y ser felices con todo y el paquete de sorpresas que recibimos. 

Ser feliz es una decisión y no significa que la lista de tristezas, dolores y penas no nos acompañen, pero a medida que avancemos en nuestra autoaceptación, seremos cada vez más esa mujer con la que soñamos. ¡La mujer de tus sueños! ¡Esa que ya sos! 

¡Las quiero mujeres! 

Xio 

Créditos
#YoSoyDove
@Dove
Forografia Alexander Gomez

3 comments

  1. Grandioso mensaje! La verdad es que si las mujeres nos exigimos demasiado, nuestro tiempo siempre se lo dedicamos a los demas y lo hacemos de corazón. Pero tambien necesitamos apreciar y reconocer que tenemos que vivir mas a la ligera,amarnos y ser felices.
    saludos y exitos!

    Responder
  2. Me fascina cuanta razón gracias porque de alguna manera me ha tocado esa reflexión

    Responder
  3. Super, bendiciones

    Responder

Escribe un comentario