agosto 02 2017
hotel Pacaya Lodge

Un escape personal a hotel Pacaya Lodge

Hace unas semanas, decidí salir del ruido de Managua y visité otro lugar. Necesitaba hacer una desconexión personal, esos viajes solos te llenan el alma. Necesitamos hacer pausas en nuestras vidas para descansar, nos merecemos el tiempo del mundo y no pasa nada si dejamos de trabajar un día.

hotel Pacaya Lodge

Para las que somos madres, sabemos que dejar a los niños puede ser la muerte, pero la sanidad espiritual que necesitamos todos como seres humanos, el silencio y la desconexión del mundo es una oxigenación para el cerebro.

Quería dormir y lo hice; quería estar paz y la encontré; quería naturaleza y la disfruté. El clima en el hotel Pacaya Lodge es sorprendente: hay neblina y las temperaturas suben por las noches, más en épocas lluviosas. Acostarte en una hamaca, solo ver las nubes pasar sobre la laguna y estar en esa soledad que tanto anhelaba hizo que me sintiera mejor. Pude dejar atrás las cargas para ordenar mis pensamientos.

hotel Pacaya Lodge

Pacaya Lodge se define en su sitio web como un hotel boutique de lujo en Nicaragua. ¡Y la verdad es que la atención y las instalaciones son estupendas! También es el único centro turístico de cinco estrellas en Laguna de Apoyo, Catarina. Podés llegar por carretera Masaya. Específicamente están en la Comarca Pacaya.

hotel Pacaya Lodge

Si te gusta la aventura, en el hotel te ofrecen excursiones y, además, estás muy cerca de los volcanes Masaya y Mombacho (este último en Granada). Sin embargo, yo opté por relajarme en los alrededores del hotel y descansar, bastante que me lo merecía jaja.

hotel Pacaya Lodge

hotel Pacaya LodgeEste ha sido el año de mis cambios. Una vez les comenté que los miedos nos paralizan y que si algo he aprendido es que los miedos no son de Dios, así que hay alejarlos de nuestras vidas y entregarnos a las manos del Señor, simplemente confiar y todo viene para bien. Me he vuelto una persona que intenta cultivar su espiritualidad y sé que eso me llevará a otros lados.

También te puede interesar Mi primer día en la ciudad de los sueños

Nuestro Señor Jesús pasó 40 días en el desierto y una vez salió de ahí empezó a realizar sus milagros. 40 días de sufrimiento, pruebas, tentaciones, siendo aún el hijo de Dios hecho hombre. De las experiencias negativas vienen los mejores arcoiris, hay que dejarse guiar, ser bueno y cumplir.

hotel Pacaya Lodge

Te invito a que te sentés unos minutos, unas horas, toda una mañana o el tiempo que necesités. Quedate en silencio y respirá. Intenta hablar con vos, preguntate qué es lo que realmente querés, quizás estás en un trabajo que no te gusta o no estás haciendo lo que realmente amás. Dios nos asignó a todos una misión de vida, encontrá la tuya. Si ya la encontraste, ¡maravilloso! Pensá en las estrategias para llevarlas a cabo.

Lo más probable es que las respuestas a tus preguntas no lleguen de inmediato, quizás lleguen cuando te estés bañando o el momento menos esperado. Pero el solo hecho de respirar, bajar el ritmo, y estar solo con vos, te ayudará mucho, te lo aseguro.

Me di el gusto de tomarme un tiempo personal, regresé con mi familia, restaurada, más contenta, más clara, más enfocada y mis pensamientos cada vez más centrados y equilibrados.

No se pierdan la oportunidad de estar a solas con ustedes mismos, encontrarán varias respuestas a sus inquietudes. Mi estadía en Pacaya Lodge fue de encanto, de verdad que me mimaron, me cuidaron y me atendieron con mucho cariño. Encontrarme con la belleza natural de nuestro país me lleno de paz.

hotel Pacaya Lodge

Fotografía:

Alexander Gómez

Escribe un comentario